miércoles, 22 de junio de 2016

Relatos: Una salida más

Espero con ansias, sentado en la penumbra, a que el reloj marque la hora en punto. Tras casi cuatro décadas ejerciendo como bombero, en pocos minutos dejaré el cuerpo y podré disfrutar de una merecida jubilación. 

No sé que mis compañeros me han preparado una fiesta sorpresa, pero ellos saben que bajaré por la barra una última vez, y allí, en el muelle, estarán esperándome. 

El silencio es casi absoluto y toda mi atención está fijada en el ruido de la manecilla al moverse por el reloj. El sonido se mezcla con el cálido ambiente que hay en el edificio y el olor a comida comienza a subir por el agujero, abriéndome el apetito. Vuelvo a mirar el reloj, todavía queda un poco, desvío la mirada a la barra. 

La primera vez que bajé por ella era un joven desvergonzado, con tanta vitalidad e ímpetu que más de un susto me provocaron. Los recuerdos comienzan a inundar mi cabeza: la primera vez que alguien me dio las gracias cuando lo salvé, el día en que el capitán me entregó las llaves del camión, la noche de San Juan del 93’…

Me levanto de la silla y me acerco al agujero con pasos lentos pero decididos. No hay luz abajo pero me parece oír murmullos. Exhalo con apego y miro por última vez la habitación. El corcho de la pared tiene la foto grupal que nos hicimos para celebrar la última cena que tuvimos hace un par de semanas. Repaso cada una de las personas que aparecen en ella y cojo aire. Me agarro a la barra con firmeza, saboreando cada instante, y dejándome llevar por los sentimientos. 

Cierro los ojos para contener una lágrima.

El sonido de la sirena y la luz roja me hacen abrir los ojos de par en par. El silencio del muelle se rompe al instante. Miro hacia abajo y observo las luces de alarma encendidas y a mis compañeros corriendo preparándose para la emergencia. 

El mensaje de alerta por la megafonía me hace sonreír.

—Todavía hay tiempo para una salida más —sentencio mientras cojo mi equipo de trabajo y me lanzo hacia el muelle con una sonrisa dibujada en el rostro.

Una salida más: ¡Ponle nota!

Me gusta   Ni fu, ni fa   No me gusta