miércoles, 2 de septiembre de 2015

Challenge Me!: Tratados de medicina

Los últimos resultados indicaban que el tumor se había propagado por la médula espinal dañando considerablemente el cerebelo. Se había tratado de combatir suministrando al paciente pequeñas dosis de trióxido de arsénico que en un inicio habían contenido el cáncer pero que repentinamente el cuerpo mismo se encargó de expulsar. 

Johan cruzaba el puente que unía los dos edificios del hospital junto a Klaus. Ambos se dirigían al laboratorio para comprobar por enésima vez los resultados y tratar de buscar una solución que fuera satisfactoria para el paciente.

Al entrar en la sala se acercaron al escritorio que estaba libre y dejaron las informes que llevaban encima. Johan se sentó, encendió la pantalla del ordenador y la observó en silencio. 

—No podemos extraer el tumor sin dañar al paciente —dijo Klaus señalando la pantalla —. Está en un lugar de difícil acceso. Los riesgos son muchos… 

—Si no hacemos nada, morirá —sentenció Johan ampliando la imagen—. Tiene que haber alguna forma… 

—Podríamos intentar con otro tratamiento —habló tras permanecer en silencio unos segundos—. Pero poca cosa podemos hacer... 

—¡Algo habrá que podamos hacer! —espetó molesto levantándose de la silla—. He estado investigando un poco —Cogió un libro que tenía junto las carpetas y se lo tendió a Klaus—. Encontré estos antiguos tratados de medicina… 

—¿Cómo de antiguos? —preguntó ojeando el viejo tomo que tenía en las manos. 

—Anterior a la medicina egipcia. 

—No puedes siquiera comprar la medicina de los egipcios con la actual, ¿cómo pretendes hacerlo con una aún más antigua? —habló sorprendido Klaus. 

—Es una sociedad que prosperó de la nada en muy poco tiempo —Hizo una pausa—. En Mesopotamia se registraron operaciones como la que nos atañe, y realizadas con éxito. 

—¿Mesopotamia? Es imposible —exclamó abriendo el libro y examinando el contenido—. Vale que allí se formaron las primeras sociedades pero de ahí a que fueran capaces de realizar este tipo de operaciones hay un abismo… 

—No estoy del todo de acuerdo con tu razonamiento. 

—Explícate —exigió poniéndose firme en la silla, y sin dejar de inspeccionar el libro. 

—¿Has oído hablar alguna vez de los Annunakis? 

—Anu… ¿qué? —preguntó levantando la vista y mirándole a los ojos.

—Annunakis —repitió—. Se cree que las grandes ciudades de Mesopotamia surgieron gracias a su intervención. 

—¿Intervención? Hablas como si se tratara de extraterrestres… 

—Es lo que son —contestó para sorpresa de su colega. 

—¿Extraterrestres? ¡Bobadas! —espetó levantándose de la silla y dejando el libro sobre la mesa—. No puedo creer que estés diciéndome esto… —concluyó dirigiéndose hacia la entrada del laboratorio a zancadas—. ¡Somos cirujanos! 

(Reglas: Debían aparecer las palabras: annunaki, puente, arsénico y cerebelo)


Tratados de medicina: ¡Ponle nota!

1   2   3   4   5